Rúbrica Para Evaluar un Portafolio de Evidencias

Los portafolios de evidencia son artículos sumamente útiles para el análisis y la reflexión sobre el proceso de aprendizaje de los alumnos.

Permite que los docentes pueden recolectar un conjunto de elementos que sirven como evidencia del progreso de los alumnos en este ámbito.

Del mismo modo, los mismos pueden ser utilizados como un instrumento de evaluación por los docentes. Para ello, debe hacerse uso de una rúbrica especial.

Siendo esta una serie de criterios y normas establecidos por el docente relacionados con el contenido del aprendizaje.

De esta manera, los estándares o criterios usados para evaluar el proceso de aprendizaje del alumno hacen que la calificación de la evaluación sea mucho más transparente y sencilla.

Este elemento es de gran importancia para utilizar criterios de evaluación constantes para conseguir una calificación justa y acertada.

Rubrica para evaluar un portafolio de evidencias

La rúbrica para la evaluación de un portafolio de evidencias debe incluir una serie de aspectos o criterios fijos que faciliten la calificación del mismo por parte del docente.

Al mismo tiempo, los criterios de evaluación deben dividirse en distintos niveles.

Entre estos se encuentran: Excelente, satisfactorio, regular y debe mejorar.

Sin embargo, el docente puede modificar estos criterios o añadir más según le parezca conveniente. Al utilizar estos niveles de evaluación, la calificación del trabajo final resulta mucho más sencilla y eficiente.

En general, los criterios que se utilizan para la calificación de un portafolio de evidencia son: La puntualidad de la entrega del mismo, el orden de los elementos contenidos en el mismo, la creatividad de la presentación del portafolio, la coherencia en la redacción de las ideas y el uso de un vocabulario acorde a la situación.

Al mismo tiempo, el dominio de las normas de ortografía, el crecimiento y desarrollo del alumno durante la elaboración del portafolio y la reflexión del mismo hacia el trabajo realizado son también puntos de evaluación importantes que deben tomarse en consideración.

Haciendo uso de estos estándares de evaluación, se podrá armar una rúbrica que será de gran utilidad para la valoración de un portafolio de evidencia.

Es importante mencionar que la rúbrica debe ser preparada de manera ordenada.

Por ello, resulta muy importante haber definido con anterioridad todos los criterios de evaluación a utilizar.

Así como también los niveles de los mismos que se desean emplear para llevar a cabo la evaluación. En internet es posible encontrar una gran cantidad de ejemplos que se pueden utilizar como guía para su elaboración.

Spread the love

Deja un comentario