¿Qué es Una Carta de Referencia Laboral?

Cuando buscamos expandir nuestra experiencia laboral o nuestra formación profesional, es bueno contar con todos los documentos o referencias que den una buena imagen de quien somos.

Toda documentación que sirva para dar a conocer quién somos, nuestras capacidades, cualidades, logros y desempeños efectivos hacen un buen portafolio para nuestra trayectoria.

Es conocido el uso y la importancia de un buen curriculum que destaque nuestra identidad así como nuestras experiencias laborales, al igual que lo es una carta de recomendación, pero quizás otro de los documentos necesarios para un buen archivo de presentación sea tener a la mano una referencia laboral.

Dicho documento debe hacerse teniendo en cuenta ciertos elementos indispensables, tanto para solicitarla como para suscribirla. Por todo esto es necesario conocer mejor sobre que es una carta de referencia laboral, cuál es su alcance y necesidad, a quien pedirla y en qué momento es requerida su solicitud.

¿Qué es y para qué sirve la carta de recomendación?

Este importante documento de referencia profesional, comprende como su nombre lo indica, ser una referencia del desempeño laboral ejecutado en trabajos anteriores. Su provecho se devela al destacar las buenas acciones, capacidades y cualidades humanas que otros han visto del desempeño empleado.

Las cartas de recomendación laboral a diferencia de otros documentos lo emana un jefe o persona de cargo, el cual ha estado en contacto directo con quien se describe en el documento, mencionando los elementos positivos que le caracterizaron. El fin es emitir una honesta recomendación para futuras labores.

Su utilidad es considerable, tanto para quien desea presentarla como para quien puede recibirla como elemento de presentación. Esta carta de recomendación laboral es también un sustento apreciable de un curriculum, ya que destaca de mejor forma las capacidades, la experiencia descrita y la disponibilidad para ejecutar distintas funciones.

¿Cómo redactar una carta de recomendación laboral o de trabajo?

Para suscribir una carta de recomendación laboral es necesario considerar un esquema básico para su redacción, proponiendo darle formalidad al escrito y concediendo mejor lectura y comprensión a quien tiene la labor de aceptarla.

Un primer elemento es el encabezado del documento, en dicho apartado debe mencionarse a la persona a quien va dirigido, sea un jefe de algún departamento o gerente. Para los casos generales, en los cuales no se acierta a saber la identidad del empleador designado, la formalidad general nos hace dirigir un saludo con palabras como, a quien pueda interesar o una alusiva en forma de saludo respetuoso.

Los siguientes párrafos deben hacer alusión inmediata a la persona que se recomienda, destacando su identidad y datos personales conocidos. Sigue destacar el desempeño laboral, identificando el nombre de la empresa, el tiempo de labores del empleado, los cargos o actividades realizadas y las cualidades más resaltantes de su actuación personal y profesional.

Es importante destacar en esta parte central, los elementos distintivos del actuar laboral. Quien la suscribe debe ser sincero en lo que destaca, ya que lo que expone es la esencia del documento. Puede valerse de valores preponderantes, actitudes, comportamientos o capacidades.

Antes de terminar la citada carta de recomendación laboral es oportuno que la carta vaya bien direccionada. Por ello es prudente comentar a quien la escribe o emana el destino de la misma, ya que se puede enfocar los últimos elementos positivos y conectarlos con el posible puesto al que se aspira, relacionando el desempeño visto con una proyección del bien que puede ejecutar la persona a futuro. La carta termina con la firma y un sello comercial o profesional

¿Cuándo se pide una carta de recomendación?

Como bien se ha podido destacar es necesaria e importante la solicitud de una carta de recomendación laboral. Esta ha de pedirse considerando el desempeño que se ha tenido en labores antiguas.

Por tanto no es recomendable para trabajadores que han sido despedidos, ya que la carta no destacará muchos puntos a favor. A esto debe considerarse que su solicitud debe efectuarse a personas o jefes de confianza, que puedan efectuar un provechoso documento de presentación.

La carta de recomendación laboral también ha de pedirse cuando hemos terminado una labor profesional, puede solicitarse a los pocos meses del cese de labores. Lo importante es poseer una si determinamos aventurarnos en una nueva experiencia de trabajo, a fin que pueda adjuntarse al tiempo de ingresar los documentos formales de presentación.

Artículo recomendado: Acoso laboral o mobbing en México ¿como de frecuente es?

Deja un comentario