¿Qué es Considerado Violencia Laboral?

La violencia laboral es entendida como todos aquellos actos que atenten contra la integridad y la dignidad de una persona en el ámbito de su relación laboral. Sean efectuados dentro de los establecimientos destinados a la realización del servicio laboral o fuera de él.

Comprenden los hechos violentos realizados en contra de los familiares tanto del patrono como del trabajador. Así como comprenden todos los actos de acoso sexual, hostigamiento, amenaza, malos tratos e injurias.

Específicamente la Ley Federal del Trabajo vigente y aplicable en los Estados Unidos Mexicanos contempla como acto de violencia el acoso sexual y lo entiende como un abuso de poder, exista o no subordinación. Le exige a este acoso sexual que deba causar estado de riesgo e indefensión para el que lo padece, independientemente que se realiza en un solo acto o en varios actos.

Entiende también al hostigamiento como acto de violencia, por abuso de poder, esta vez efectuado en una relación de subordinación. Requiere ser realizado en el ámbito laboral y puede estar expresado en forma verbal o en conductas físicas.

La Ley contempla los actos de violencia antes mencionados, en sus artículos 47 referidos al patrono y 51 referidos al trabajador y también entiende como actos de violencia laboral los actos inmorales.

Adicionalmente en su artículo 133, la Ley Federal del Trabajo prohíbe a los patronos y representantes del patrono, tolerar o permitir todo acto de violencia laboral, tales como el hostigamiento y el acoso sexual, dentro del establecimiento destinado a la realización del trabajo.

¿Cuáles son las consecuencias y sanciones para el acoso laboral?

La Ley admite cualquier medio de prueba para comprobar la comisión de faltas, ilícitos administrativos y delitos, siempre y cuando no atenten contra las buenas costumbres y sea licitas.

En este sentido, para comprobar la ocurrencia del abuso, hostigamiento o violencia laboral, se pueden utilizar a testigos, pruebas escritas tales como correos electrónicos, fotografías, entre otros, todo con el fin de corroborar el testimonio del agraviado o agraviada.

Una vez que se demuestre la ocurrencia del acoso laboral o violencia laboral, la principal consecuencia es la posibilidad de rescisión de la relación laboral, sin responsabilidad para la persona que no dio lugar a él o no realizó el acoso.

La posibilidad de rescisión de la relación de trabajo también puede darse por actuaciones con falta de honradez o probidad, por actos inmorales, malos tratos e injurias graves que imposibiliten la continuidad de la relación laboral.

Por otro lado, la Ley Federal del Trabajo estipula sanciones administrativas de carácter pecuniario en su artículo 994.

¿Cuáles son las sanciones para el acoso laboral?

El citado artículo 994 sanciona con multa entre las 250 veces a las 5.000 veces el salario general mínimo, al patrono que incurra en alguna conducta discriminatoria, de violencia laboral tales como el hostigamiento, acoso sexual en contra del trabajador e igualmente que los permita o tolere.

¿Cuáles son las sanciones por incurrir en acoso laboral?

Considerado como delito por el Código Penal Federal, tanto el abuso como el hostigamiento con fines lascivos, amparados por la subordinación y ejerciendo poder de jerarquía, solo cuando cause daño o perjuicio. Castiga al perpetrador con una multa que en su límite máximo es de 800 días de salario. Se aumenta la multa si el abusador u hostigador es un servidor público.

Deja un comentario